The Glenrothes 30 Years Old, una apuesta por desafiar lo establecido

The Glenrothes 30 Years Old, una apuesta por desafiar lo establecido

Apostar por caminos diferentes siempre lleva a resultados diferentes; indagar en las posibles alternativas que la realidad nos ofrece es el primer paso para educar nuestra curiosidad. Bien lo saben en The Glenrothes, la destilería escocesa creadora de algunos de los whiskys más reconocidos del mundo. ¿Cómo se consigue esto? Siendo capaz de mirar más […]

Apostar por caminos diferentes siempre lleva a resultados diferentes; indagar en las posibles alternativas que la realidad nos ofrece es el primer paso para educar nuestra curiosidad. Bien lo saben en The Glenrothes, la destilería escocesa creadora de algunos de los whiskys más reconocidos del mundo. ¿Cómo se consigue esto? Siendo capaz de mirar más allá, de no quedarse en la superficie. Así lo proclama su última campaña, titulada Look Beyond, una firme apuesta por no permanecer en el mismo sitio y elegir los pequeños placeres de la vida con un espíritu explorador. Acostumbrados a ofrecer auténticas joyas del destilado, esta vez la marca escocesa nos sorprende con una exclusiva colección, The Glenrothes 30 años, de la que solo se venderán dos botellas en España.

La esencia de un emblema

Cuatro son los valores fundamentales que The Glenrothes persigue a la hora de elaborar sus single malts: conocimiento, heredado de la destreza y la tradición artesana transmitida de generación en generación; coraje, una cualidad imprescindible para aquellos que buscan romper barreras y ofrecer al mundo elaboraciones que generen nuevas sensaciones; el sentido de comunidad, aquel que The Glenrothes lleva cuidando más de un siglo y que ha contribuido a que sus destilados sean referentes de excelencia; y por último, oportunidad, que ofrece a la destilería la posibilidad de escoger los caminos menos predecibles. Así, esta botella es la recompensa para todos aquellos paladares exigentes decididos a probar cosas nuevas, o como lo llaman en la propia destilería, The Connoisseurs Prize, una joya reservada solo para los decididos a desafiar convenciones.

La destilería The Glenrothes, ubicada junto al río Spey, en la ciudad de Rothes, Escocia.
La destilería The Glenrothes, ubicada junto al río Spey, en la ciudad de Rothes, Escocia.

Una historia unida a la naturaleza

Esta historia comienza con su fundador, James Stuart, quien, a mediados del siglo XIX decide crear un single malt diferente. Sus mejores aliados, la madera y el tiempo, dos elementos que lo llevarían a convencerse de que en su destilería no se aceleraría el proceso de producción. Por el contrario, se dotaría al whisky del tiempo necesario para conseguir un resultado ligero y cremoso, en el que predominase el sabor afrutado. En 1879, en la ciudad de Rothes -en el corazón de Speyside-, la destilería The Glenrothes ve la luz, y con ella, su primer espirituoso. Desde entonces se han sabido perpetuar el proceso artesanal y la pureza de sus ingredientes. The Glenrothes es una de las pocas destilerías de Escocia que cuenta con sus propias fuentes de agua ubicadas en su finca para las diferentes fases de producción, procesado y reducción alcohólica. La calidad y la excelencia de estos procesos se ven garantizados por las aguas de los manantiales -denominados Uisge Beatha o agua de vida- que rodean la destilería y que continúan siendo, casi 150 años después de su nacimiento, la base de un destilado único.

El río Spey, que rodea la destilería ubicada en Rothes.
El río Spey, que rodea la destilería ubicada en Rothes.

En busca de la excelencia

Parte de la esencia de The Glenrothes 30 Years Old reside en que su destilado y embotellamiento se realizan en su finca ubicada en las HighLands en Escocia, utilizando solo agua fresca del manantial. Este proceso de destilación, excepcionalmente lento, da lugar a un licor suave, ligero y afrutado. Además, la destilería utiliza de forma exclusiva toneles sazonados con jerez, que aportan al líquido un sabor redondeado y un color 100% natural. The Glenrothes 30 Years Old ha sido envejecido durante tres décadas en una combinación de barricas de roble europeo y barricas de roble americano ex-bourbon, y combina de forma cuidada la influencia de la madera con las notas dulces del lichi y el jazmín («Solo la mejor madera permitirá elaborar el mejor whisky», afirman desde la destilería). Así, The Glenrothes perpetúa el saber hacer escocés en esta nueva colección, que mantiene intacto el compromiso de la marca con la elaboración de expresiones single malt enriquecidas por generaciones de conocimiento.

Disfruta de un consumo responsable. 43%

logo 1024x128 1
The Glenrothes 30 Years Old, una apuesta por desafiar lo establecido 2

ETIQUETAS: